*

Igualdad y Género

Portada  |  10 agosto 2022

Desarrollan sistema para que personas con discapacidad visual accedan al mundo de la programación

Es un trabajdo de investigadores de la UTN Facultad Regional Santa Fe para facilitar la inclusión.

Investigadores de la UTN Santa Fe desarrollaron una herramienta de asistencia para que personas con discapacidad visual puedan trabajar con mayor independencia en programación a través de una solución innovadora. Este desarrollo tiene como objetivo facilitar el acceso tanto al estudio y la formación profesional como al mundo del trabajo en Informática a personas ciegas o con baja visión.

La herramienta ya se encuentra en línea para ser descargada y utilizada gratuitamente, desde cualquier parte del mundo. Se enmarca en las denominadas TIFLOTECNOLOGIAS (del griego «tiflos», que significa ciego) que conforman el conjunto de técnicas, conocimientos y recursos que permiten a las personas con discapacidad visual utilizar correctamente la tecnología, favoreciendo su autonomía personal e integración social, laboral y educativa. Según sus creadores, este desarrollo le permite al programador con discapacidad visual ubicarse de modo más eficiente y práctico en el contexto del código que está leyendo o editando.

La herramienta, denominada SIMAE (Sistema de Marcado Estructural de Código Fuente para Programadores con Discapacidad Visual ), agrega información contextual en los códigos que se escriben al programar, a modo de comentarios. Esta información describe la estructura que se está desarrollando, permitiendo por ejemplo advertir errores en la construcción, para que todo esto sea tomado por los lectores de pantalla (utilizados por las personas con discapacidad visual) que traducen una voz lo que se está construyendo. La herramienta brinda información hoy ignorada por los sistemas existentes que al reproducirse en audio facilita la comprensión y edición de los programas.

“Las personas ciegas, al no poder leer directamente la pantalla, pierden muchas pistas visuales que muestra el editor de texto en el cual se escribe el código de los programas”, comenta el Dr. Pablo Andrés Marchetti, director del proyecto. “Por ejemplo, marcas en color de las denominadas “palabras clave”, o un comentario que no se ejecuta y está en otro color. Esa información no la traducen los lectores de pantalla, porque solo reproducen a voz el texto en sí. Por otro lado, está la estructura del programa. En la mayoría de los entornos y lenguajes de programación se usa “indentación”, que es un sangrado hacia la derecha, con expresiones y subexpresiones como las ramas de un árbol que se va desplegando. Una analogía posible es con los títulos, subtítulos, índices y subíndices en un texto, que arman una estructura. En el caso de los programas,

“La persona ciega puede decidir no ingresar a una carrera de Ingeniería en Sistemas o Informática, por descartar la posibilidad de ser programador. Puede pensar: “No me voy a dedicar a esto porque no voy a poder. Hay un montón de herramientas que ya existen y nosotros estamos agregando otras. La idea es que quienes tengan la inquietud puedan hacerlo. Lograr incluirlos para que todos puedan formarse y trabajar en programación”, asegura Tomás Assenza, becario del proyecto.

Las características

La herramienta desarrollada por los investigadores de la UTN Santa Fe se acoplará en los softwares especializados para programar, denominados: Entornos Integrados de Desarrollo (IDE). Ya se publicó una versión de acceso libre y código abierto, lo cual implica que cualquiera puede descargar y utilizar el programa, ver el código, modificarlo y enviar una propuesta de cambio para ser evaluada (disponible en https://simae.info).

Otra de las ventajas es su compatibilidad con todos los lectores de pantalla del mercado. Actualmente, los investigadores están trabajando en la internacionalización (traducción de la interfaz de la herramienta y sus funciones a distintos idiomas), aunque ya está disponible para su uso en español e inglés. Hasta el momento admite tres lenguajes de programación ampliamente utilizados en el desarrollo de software: C++, Java y Python. La herramienta está pensada tanto para estudiantes que dan sus primeros pasos en programación como para desarrolladores profesionales que escriben código fuente todos los días.

Los comienzos

“En 2016 y 2017 tuvimos la experiencia de dar clases de programación a un alumno ciego en la carrera de Ingeniería en Sistemas de Información en la UTN Santa Fe. Un grupo de docentes comenzó a armar un programa para ayudarlo en la programación. La idea era acompañarlo en su etapa de aprendizaje. El concepto de ese trabajo fue el germen de la herramienta SIMAE.”, comenta el Dr. Pablo Marchetti. Esta iniciativa se transformó en un Proyecto de Investigación y Desarrollo denominado “Tecnologías de Apoyo para Estudiantes de Ingeniería en Sistemas de Información con Discapacidad Visual”. El alumno que motivó este proyecto hoy está trabajando como programador en la industria, y también colaboró como evaluador (“tester”) de la nueva herramienta, brindando, según los investigadores, “comentarios muy positivos”.

Los hacedores

El equipo de trabajo está dirigido por el Dr. Pablo Andrés Marchetti y la Dra. María Fernanda Golobisky, y lo integran los becarios Tomás Assenza y Valentín Fontana y los docentes Ing. César Ballardini y Daniel Abort. El grupo funciona dentro del Departamento Ingeniería en Sistemas de Información de la Facultad Regional Santa Fe de la Universidad Tecnológica Nacional, desde el año 2019.

Esta iniciativa, fruto de un Proyecto de Investigación y Desarrollo (PID) con financiamiento de la Universidad Tecnológica Nacional, fue declarada de interés por el Concejo Municipal de la Ciudad de Santa Fe, y la herramienta desarrollada ya fue presentada en diferentes congresos.

MIRÁ TAMBIÉN

"Más pelotitas, menos ruido": la campaña de Econexo llegó a la Escuela Agustín Araya

Comentarios