*

Noticias

Portada  |  25 noviembre 2021

"Es un milagro que esté acá": se recupera en su casa la joven asaltada por un motochorro

Magalí fue abordada por un ladrón en Barrio Constituyentes cuando se dirigía en su motocicleta a trabajar: la arrastraron más de 50 metros y le pegaron una patada voladora, generándole heridas en todo su cuerpo además del robo de sus pertenencias. "Cómo voy a seguir, no sé", dijo.

Las cámaras de seguridad, sus heridas y, ahora, el testimonio que brindó en diálogo con Telefe Santa Fe lo evidencian: Magalí está viva de milagro. La joven que fue abordada por un motochorro cerca de las cuatro de la tarde del jueves cuando se dirigía a trabajar presenta múltiples heridas, sin embargo, las más profundas son las que no se ven. Porque la recuperación emocional, seguramente, demandará un mayor trabajo que la física.

"Iba por Santiago del Estero, normal. Yo trabajo cerca de la zona, en un súper reconocido de Recoleta. Iba a trabajar normal, no lo vi venir. Cruzo para San Lorenzo y siento que me tironean de la mochila, él sigue andando en su moto y ahí me hace derrapar más o menos 50 metros. No lo vi venir. Al no poder arrancarme la mochila, se estaciona más adelante y vuelve hacia a mí. No me acordaba de haberme levantado porque no me acordaba de nada, quedé en shock", comenzó relatando el suceso Magalí.

Y luego detalló el golpe que recibió por parte del ladrón. "Al volver, veo mi teléfono tirado, quiero manotearlo y al querer manotearlo el me pega una patada voladora. Ahí me cuesta levantarme de nuevo y me saca las pertenencias. Si hubiese sido en la cabeza, hubiese sido otra historia. Es un milagro que esté acá. Cuando vi los videos, quedé impactada. No tenía noción. Fue todo muy rápido, es la primera vez que me pasa algo de esta magnitud. Gracias a Dios, la puedo contar. No lo puedo creer, recién hoy estoy cayendo de lo que me pasó el día de ayer". 

Sobre las heridas, describió: "esta vez me tocó a mí, lo importante es que estoy bien. Tengo lesiones en los codos, las rodillas las tengo en carne viva con una lesión grave en el pie izquierdo. Tengo que ponerme una bota. No puedo mover los dedos y en el pecho tengo la marca de la zapatilla, un moretón. Y la espalda, toda raspada". 

Además, contó que por haber sufrido otros robos dispuso adquirir su rodado. "Me había comprado la moto para ir a trabajar, porque tuve episodios de robo pero en colectivo, leves. Hará un año que tengo la moto. Y ahora me pasa esto. Cómo voy a seguir, no sé. Hoy en día no estás segura ni en colectivo ni en moto".

"Tengo un niño de nueve años. Sabe que me caí de la moto, no le dije nada más para no preocuparlo. Estoy consciente de que el video fue viralizado. Le doy gracias a los vecinos de la zona: ellos me asistieron. Pasaban los autos y miraban la situación: uno solo se paró a ver cómo estaba", añadió.

Finalmente, agradeció a los vecinos de la zona. "Me auxiliaron, fueron los que brindaron las cámaras de seguridad. Entré en shock, se me puso la mente en blanco, ellos llamaron a mis familiares. Llamaron al 911 y la ambulancia. Es terrible con la saña que nos atacan, que se dirigen hacia una es terrible. No lo puedo creer".

Comentarios