*

Tecnología

Portada  |  03 septiembre 2022

Innovación tecnológica en un colegio cordobés

Ante una situación crítica, apostaron por acompañar lo emocional y la transformación educativa para revitalizar el clima del colegio.

El colegio está Noetinger, un pueblo de 5000 habitantes que queda a 90 km. de Villa María, en el extremo noreste de la provincia de Córdoba. Hoy estudian 160 chicos —164, en realidad— los que estudian una de las dos orientaciones: Ciencias Naturales y Economía.

Es un colegio privado, aunque con una cuota muy baja, casi social, que trata de combinar la trayectoria de su antigüedad con la innovación educativa que proponen sus directoras, Verónica Giordano y Valentina Pochettino. Pero durante la pandemia y el tiempo inmediatamente posterior se encontraron con una situación preocupante por la caída de los aprendizajes, de la calidad educativa y también de la matrícula, lo que hasta en algún momento podría haber significado el cierre del Noetinger.

Entonces encontraron que para sostener a los estudiantes había que trabajar en varios aspectos: poner el énfasis en el clima emocional de los estudiantes, abordar con profundidad la capacitación de los docentes e incentivar la educación tecnológica, a la que consideran como un saber transversal del resto de las áreas de conocimiento. “Entendemos a la tecnología como algo más que manejar la cuestión instrumental asociada a la informática”, dicen.

Y buscando un aliado en el que apoyarse y con quien trabajar en todos estos aspectos, dieron con la experiencia educativa Ticmas, que les dio las herramientas necesarias para entablar una relación diferente con los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Hoy el Noetinger ha implementado el módulo de robótica de Ticmas en todos los niveles.

Comentarios